La cirugía de las orejas, otoplastia, se realiza para reposicionar las orejas “prominentes” a una posición más normal, o bien para reducir su tamaño. Hay que tener muy en cuenta que las orejas han crecido casi completamente a los 4 años de edad .Sugerimos firmemente que  los padres de niños de esta edad, que noten un tamaño o forma desproporcionada en  sus orejas de sus hijos, consulten con un profesional que los informe y les resuelva el problema, ya que la anatomía ya no cambiará y les evitarán complejos y trastornos psicológicos  que vienen acompañando a los niños desde estas edades a causa de su “particularidad”. Esta cirugía es en su gran mayoría por motivos estéticos. Se realiza en quirófano y los pacientes, tanto niños como adultos se recuperan rápidamente luego de la cirugía. Las complicaciones de procedimiento son infrecuentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioComentar